Historias para novias 4. Por Laura Navarrete

historias para novias

El gallo 

Cuenta la leyenda que los ancestros de Tiribikí le asignaban a cada niña que nacía un gallo plateado, la misión del gallo era protegerlas, el gallo entonces seguiría siendo plateado hasta que la niña y luego la mujer que protegía encontrara al hombre correcto para completar su vida, este hombre debía protegerla, y así el animal al aceptar al hombre indicado para su protegida, se convertiría en un gallo dorado y luego como un fénix se volvería cenizas y renacería después de la primera sonrisa de una niña recién nacida. 

La mañana en la que Tompo el gallo se convirtió en cenizas, fue la mañana más soleada de en Tiribikí, hace aproximadamente seis meses que llovía día y noche; esa mañana la protegida de Tompo salió a recoger la cosecha que el agua le había dejado debajo de el inmenso sol que los acompañaba. Esa día después de esos largos meses de no ver a nadie en Tibirikí, entró al pueblo un forastero pidiendo agua, cuando se paro frente al gallo de plata el gallo se corrió y ella su protegida por años salió por la puerta como si una voz la llamara, el gallo se le acerco y el plateado de sus plumas se desvaneció lentamente mientras su vestido amarillo de verano se volvía blanco, Tompo el gallo se convirtió en un gallo dorado, ella se agachó ante el animal sonrió y corrió a los brazos del forastero como si lo conociera de siempre, y justo cuando el corazón de ella toco el de el en un abrazo,  Tompo se volvió cenizas…  

26 de febrero de 2014 

 

Laura Navarrete 

Un Comentario

  • Lauuuu maravilloso te felicito y esta como habiamos hablado es mi foto favorita de Juya, encantadora.